Para qué sirve la Filosofía…

Cuando el que conocemos como ser humano aparece sobre la tierra es simplemente un bicho como los demás. Simplemente se trataba de un mamífero con un sistema nervioso mucho más sofisticado, que había adquirido algunas habilidades peculiares. La más importante de todas ellas es la utilización del prodigioso desarrollo de su cerebro que le servirá para sobrevivir en un medio hostil.

En los inicios de su andadura por este mundo, casi todo el conocimiento adquirido por un humano estaba destinado a tratar de seguir vivo el día siguiente, pues podía ser devorado en cualquier momento por una fiera o incluso por un individuo de su misma especie. Estaba comenzando a utilizar su cerebro como arma…

Lo que realmente convierte a este descendiente de los monos arborícolas en un ser humano, es la Filosofía. En la larga noche de los tiempos, junto al fuego, comenzó a hacerse las grandes preguntas de la vida. Quería saber de dónde veníamos, quiénes éramos y hacia dónde íbamos. Se preguntaba por qué su madre estaba muerta a su lado y no le hablaba ni lo cuidaba como había hecho siempre… No sabía qué hacer con ella. Era su madre y no iba a dejar su cuerpo a la intemperie para que se lo llevaran las fieras. Así que guardó los restos de su ser querido en un agujero para tenerlo cerca y sentirse protegido en un mundo que le pareció cruel. Se puso a pensar por qué la gente se moría… Qué explicación tenía todo aquello de haber nacido para morirse luego…

Es en ese momento de la historia de la humanidad cuando aquel descendiente de los simios se pone a pensar seriamente que apenas sabe de nada y que debería “afinar” sus ideas y sus conocimientos para poder explicarlo todo…

Efectivamente era como cualquier otro bicho pero se hizo tan listo que logró dominar a todos los demás animales, incluyendo a los más grandes y peligrosos.

Os voy a comunicar un secreto que muy pocos conocen… Es un “secreto a voces” que a casi nadie le es revelado: antes de la Filosofía no había nada ni nadie en esta tierra, ni siquiera la religión, solo existían extraños animales incapacitados para comprender y relatar el mundo que les rodeaba. Como no podían contar nada es como si nada ni nadie existiera a su alrededor… Es el ser humano el que recibe el “soplo divino” de la sabiduría. Con él, nace y se desarrolla la Filosofía.

Este portentoso milagro de la naturaleza solo ocurre en la cabeza de los humanos : reflexionar sobre el mundo en el que vive. Pensar de forma abstracta, racional, creativa o artística…

Así que cuando alguien está preguntando para qué sirve la Filosofía está haciendo el más espantoso de los ridículos porque la Filosofía es la madre de todas las ciencias y más aún… la madre de toda forma de reflexión.

Tania Maestre Rico (profesora de Filosofía del IES Castuera)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s