Aquí no hay quien piense

Anuncios

¿Diferentes culturas?

¿Diferentes culturas?

   Antes de plantearnos si existen culturas superiores o inferiores a otras, y por qué algunas culturas alcanzan un desarrollo mayor que otras, deberíamos hacernos algunas preguntas:

 

–          ¿Qué hace que una cultura sobresalga y tenga artistas, pensadores o filósofos?

–          ¿Por qué la Grecia Clásica o la Roma del Emperador Augusto, alcanzaron un grado de desarrollo mayor que los bosquimanos o los pigmeos de África?

–          ¿Por qué desde el siglo XVII en adelante, países de Europa, como Inglaterra, Francia y Alemania desarrollaron más la ciencia, la técnica y la filosofía que otros países europeos, como España o Grecia?

 

Podemos decir entonces, que no existen culturas superiores ni inferiores, sino culturas más avanzadas que otras en un momento de la historia concreto. Por eso, se mantiene la idea de la igualdad de las culturas. Todas las culturas son iguales, ya que son creación humana.

 

Algunos piensan que las diferencias culturales derivan de la raza, el sedentarismo e incluso de la climatología, sin embargo, está claro que las sociedades y las culturas no son estáticas, y por lo tanto, evolucionan y cambian.

 

La cultura no nace con el hombre, es una creación de él, pero no en términos individuales, sino mediante la acción colectiva de una comunidad. Es posible que personas puedan de forma independiente, en un momento dado, producir un cambio importante. Pero ese cambio solo será parte de la cultura si es aceptado por la colectividad.

 

Según el antropólogo senegalés Amadou Mahtar M’ Bow, que fue director de la UNESCO durante veinte años: “Cultura es a la vez aquello que una comunidad ha creado y lo que ha llegado a ser gracias a esa creación.”

 

 

Los grupos humanos deben dar respuestas apropiadas a las peculiaridades de los entornos físicos. Lo que hacen los esquimales para subsistir en el Polo Norte  es sorprendente y admirable, pero nada útil para las etnias de la Amazonia, que deben hacer frente a entornos diferentes.

 

Con el desarrollo de los medios de comunicación iniciados en el siglo XIX y aumentado en el siglo XX, la posibilidad de conocer de cerca a otras culturas es cada vez mayor. Cuando dos culturas están en contacto permanentemente se produce el fenómeno de “aculturación”, consistente en la incorporación de elementos de una en la otra, dando lugar a modificaciones, lo que algunos denominan “Mestizaje cultural”, sin que ello implique superioridad de una sobre la otra.

 

El idioma y la religión son componentes especialmente importantes en las diferentes culuras.

 

Toda cultura tiene su identidad, ya que se desarrolla de manera diferente, aunque existan contenidos similares con otras. Las culturas no aparecen de forma inmediata, se estructuran a lo largo del tiempo; es decir, requieren un proceso.

 

Actualmente, debido a la situación de crisis económica y a diversos problemas políticos se está produciendo un choque entre la cultura árabe y la occidental, sin embargo, las diferencias entre ambas en ningún caso implican que una sea superior a la otra.

 

En resumen, pienso que no existen culturas superiores e inferiores, solo hay culturas diferentes que satisfacen las necesidades y expectativas de los miembros que las componen sin necesidad de discriminar aquellas otras que no coinciden con tus creencias, pensamientos…

 

Fernando Manzano Redondo 1º Bach. A

                                                                                           

        La  maravillosa  aventura de leer…     

No todo está dicho y mucho menos por escrito, aunque cada día se escriban millones de textos para que sean leídos. Se podría decir sin exagerar  que si imprimiésemos todo lo que está escrito en Internet, desaparecería hasta el último árbol de la tierra y moriríamos sepultados por el papel.

Leer ha llegado a ser para los humanos una necesidad indiscutible, pues tenemos que leer en la escuela, leer el libro de instrucciones de tal o cual electrodoméstico, el prospecto de un medicamento, la revista, las facturas, las leyes… Se puede llegar a pensar, incluso, que esto de leer nos tiene atrapados en una obligación poco atractiva. Saturados hasta la saciedad de tanto escrito, es difícil discriminar lo que pudiera ser interesante. La única conclusión amable sobre la lectura que podría sacarse es que parece ser bastante útil para obtener información y resolver problemas; por lo demás, miles de juegos –cuyas reglas también hay que leer-  superan en interés a esa pesada obligación.

¿Qué tiene, pues, de maravilloso leer?

El leer al que me refiero es un estadío superior del mismo verbo, es por eso que expresa la misma acción. Leer es ir más lejos que nadie, entrar en los mundos que los sabios nos proponen con su particular visión, contemplar de otra forma el paisaje, aprender a vivir desde otros puntos de vista y aceptar que no estamos solos bajo las estrellas…

Hay  algo peculiar que nos atrae en la maravillosa aventura de leer: todos los que se atrevieron a adentrarse en su prodigioso mundo, volvieron enriquecidos y distinguidos por su educación. Ese toque de distinción es una elegancia interior muy alejada de la apariencia y solo es apreciada por gente de la misma inquietud intelectual, es decir, gente de cierta clase…

El que lee es conversador amable, tolerante, solidario, divertido y dispuesto a cambiar impresiones sobre la guerra de Troya, el hundimiento del Titanic, o sobre Robinson Crusoe atrapado en su isla. Los que disfrutan leyendo adquieren, además, un arsenal de letras y símbolos que les dota de la capacidad de seducir con la palabra. El que lee tiene en su cabeza todas las imágenes que quiere conformar y dispone de recursos para explicar otras; conoce el universo, sus seres, las situaciones, los conflictos y la condición humana.

No comprenderemos lo que es leer hasta que nos adentremos en el mágico bosque de hojas escritas, dispuestos a encontrarnos con seres sobrenaturales que cuentan la historia del hombre, su sentido del amor, de la amistad y de la vida… Leer es comparar nuestra pobre existencia con los héroes cantados por los sabios griegos, es descubrir nuestra insuficiencia ante el imparable discurrir de la tragedia, es comprender que somos  personajes del gran teatro del mundo; una obra que nos sitúa en el papel que por nuestro mérito se nos otorga.

La excelencia adquirida con el leer es tan sublime, que no se acepta en el currículum  por temor a que un simple lector pueda explicar, con claridad meridiana, que la garantía no está en el currículum, sino en el ser… Leer nos otorga el título de experimentado en los avatares de la vida, de persona educada y abierta a todas las ideas y culturas, es adquirir el grado de ciudadano cosmopolita, de persona sensible y preparada para disfrutar del milagro de nuestra existencia…

La maravillosa aventura de leer solo la puede explicar el que ha vuelto de decenas de viajes fantásticos y conocido a todo tipo de personas en las circunstancias más adversas o en el disfrute de su felicidad; el que regresa, incluso, de la muerte para explicar un mundo prodigioso que solo vieron sus ojos.

Tania Maestre Rico

(Profesora de Filosofía y Jefa de Estudios del  IES  Castuera)

EL LIBRO TE DA ALAS

A veces pienso que lo más grande
de que dispone el hombre es el hambre de conocer.
Que abrir un libro es abrir las alas
sobre las cosas que nunca acabas de poseer.

(JOAN BAPTISTA HUMET)

            Un libro, una frase, una palabra, varios significados, miles de conceptos… Todo aquello que se ha ido recopilando a lo largo de la historia, viajar de la mano de autores que comparten con nosotros experiencias que nos hacen vivir otras vidas, ser otras personas, conocer otros lugares…

La lectura, una bonita manera de evadirse, aprender, cultivarnos, margina la soledad y nos acompaña siempre que lo necesitamos pero para ello, debemos quererlo. Debemos agradecer el privilegio que tenemos de acceder a algo tan fantástico y creativo. Hay miles de personas que no pueden disfrutar de la lectura, y darían cualquier cosa por tenerlo; nosotros, sin embargo, teniéndolo tan cerca, tenemos que aprender la forma de sacarle el máximo provecho.

La lectura nos hace más libres, presenta diferentes modelos de conducta, estilos de vida, principios y valores, nos hace reflexionar, contradice opiniones y prejuicios y nos cambia…Al igual que las buenas y la malas compañías, todo libro deja huella.

Un libro forma nuestra personalidad, hace que tengamos nuestros propios criterios, se inmiscuye en nuestro desarrollo personal, nos hace crecer y que tengamos la capacidad de decidir por nosotros mismos.

Como un sabio dijo: “El libro es el maestro que no riñe y el amigo que no pide”. Todos hemos esperado alguna vez ese momento en el que desahogarnos no nos pase factura, pero nunca pensamos que esa manera puede ser leer como sinónimo de escapar, de buscar un escondite…

No se trata del tamaño ni la letra, de las páginas ni los dibujos, es mucho más que eso, son miles de conceptos, varios significados, una palabra, una frase… un libro.

Julia Tena y Elena Amado (1º de bto A)

La lectura te hace crecer

La lectura, además de aportar información, educa, eso es lo importante.

Influye en el desarrollo de los jóvenes de una manera drástica, mientras lees experimentas una extraña sensación que invade tu cuerpo, te adentras en el texto, en mundos variados…

En el desarrollo de tu vida, es prácticamente imposible tener los conocimientos necesarios sin saber leer. En estos tiempos, la mayoría de los jóvenes leen por obligación, y no por el puro placer de aprender… Pero esto supone un gran problema, debido a que este comportamiento se transmite de generación en generación. La lectura nos hace tener una mayor variedad de expresión y riqueza léxica. Hay muchos tipos de textos para leer, libros (de poesía o de prosa), textos periodísticos, anuncios, cartas, revistas de todo tipo….

Siempre se ha dicho que la mejor manera de aprender es a través de la lectura, y esto es una gran verdad, porque si te apasiona verdaderamente, estás incrementando tu capacidad de recordar conceptos o pasajes, y tu capacidad de compresión; gracias a esto, leer supone un gran progreso, el desarrollo de la mente. Está demostrado que la mayoría de lectores que son ciertamente aficionados, no son más inteligentes de por sí, sino que su mente ha incrementado los conocimientos que había en ella gracias a la lectura.

Es así que la lectura influye en todo lo que ocurre en nuestra vida, te hace crecer,

y por eso, en este Año Internacional del Libro, animo a todos a leer un poco más.

Jesús Nogales, 1ºBTO A

Los libros digitales y tradicionales

            Bien, seguro que todos habéis leído alguna vez algún libro tradicional (o de papel) a lo largo de vuestra vida, independientemente de que os gustasen o no. Seguro que ya sabéis que recientemente han salido al mercado dispositivos electrónicos con los que se puede leer un libro.  Estos dispositivos son los llamados “libros digitales”, porque al leer un libro por ahí, es como si lo hicieras delante del monitor de tu ordenador, o a través de la pantalla de tu móvil.

Uno puede pensar entonces que estos libros son lo mejor y que son perfectos, pero no lo son tanto: con el tiempo, el libro se irá deteriorando y cuando deje de funcionar, se convertirá en un residuo electrónico que acabará en un vertedero, contaminando así el medio ambiente; otra desventaja es que dicho dispositivo es muy caro, la gran mayoría cuestan más de 120€; y por otra parte, es muy fácil hacer copias ilegales del libro que estemos leyendo en el dispositivo, lo que afecta a la debilitada economía del país. No obstante, entre las ventajas más grandes de este nuevo libro está el menor gasto de papel y tinta, muy cómodo y ligero, y no cansa la vista, ya que la pantalla está hecha con una tecnología que evita cansancio al ojo.

Yo pienso que los libros digitales y los tradicionales pueden existir juntos porque, al fin y al cabo, los dos son libros, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, y no hay que olvidar que si te gusta leer, no importa qué clase escojas, la cuestión es que te guste de verdad lo que lees y cómo lo lees.

Francisco Torres, 1ºbto A

¿Por qué leer?

 

            Ésta es una pregunta que mucha gente se hace, sobre todo entre los jóvenes: “¿Para qué leer?” Lo cierto es que están leyendo, casi siempre, ya sea un sms, un comentario en el tuenti o la etiqueta del champú, aunque no sea lo que ellos llamen “lectura”.  Lo que la mayoría no entienden es que leer es mucho más que pasar las páginas de un libro, y más ahora con todas las nuevas tecnologías.

Leer nos ayuda a enriquecer nuestro vocabulario, a no cometer esas faltas de ortografía que casi nos cuestan un examen, a formar nuestro propio universo.

Leyendo puedes adentrarte en lo reflejado en las páginas. Leyendo puedes vivir mil aventuras, puedes viajar a lugares remotos, lugares exóticos, lugares inexplorados, lugares inalcanzables, lugares inimaginables. Leyendo puedes descubrir cientos de criaturas por explorar, conocer cosas de criaturas ya existentes o criaturas que jamás hubieras imaginado.

Leyendo puedes vivir la historia de amor más romántica o descubrir el crimen más perverso jamás contado. Leyendo puedes luchar en una batalla épica, como puedes estar en la pelea más absurda y tonta.

Leyendo puedes estar volando con gaviotas sobes la playa más hermosa, corriendo con panteras en la selva más profunda o nadando con tiburones en las aguas más peligrosas del océano.

Leyendo puedes tener poderes sobrenaturales, tener magia. Leyendo puedes salvar vidas. Leyendo puedes aprender de otras culturas, otros idiomas.

Puedes ser esa persona que siempre quisiste ser o ser tú mismo tan solo, sentirte identificado con ese personaje o ser ese personaje. Leyendo se pueden superar los miedos o superar las adicciones.

Un libro te puede hacer llorar como un bebé, reír como un idiota o gritar como un loco. Un libro lo puedes odiar, lo puedes amar… siempre te va a crear un sentimiento. Un libro te puede cambiar la vida.

Porque querido lector, leer no es solo pasar las páginas de un libro.

Saray Tosina Sánchez 1º bto A

La historia de Ignaz Semmelweis

 

Ignaz Semmelweis, un médico de origen húngaro, realizó esos trabajos entre 1844 y 1849 en el Hospital General de Viena. Como miembro del equipo médico de la División Primera de Maternidad del hospital, Semmelweis se sentía angustiado al ver que una gran proporción de mujeres que habían dado a luz en esa división contraía la fiebre puerperal o fiebre del posparto. En 1844, hasta 260, de un total de 3157 madres de la División Primera -un 8,2%-, murieron de esa enfermedad; en 1845, el índice de muertes era del 6,8%, y en 1846 del 11,4%. Estas cifras eran sumamente alarmantes, porque, en la Segunda División de Maternidad del mismo hospital, el porcentaje de muerte por fiebre puerperal era mucho más bajo. Semmelweis empezó por examinar varias explicaciones frecuentes…; rechazó algunas que se mostraban incompatibles con los hechos, y otras procedió a contrastarlas.

Una opinión atribuía las olas de fiebre pruerperal a “influencias epidémicas” que se describían como “cambios atmosférico/cósmico/telúricos”, que se extendían por distritos enteros y producían la fiebre puerperal. Pero ¿cómo podían esas influencias haber infectado durante años la División Primera y haber respetado la Segunda? Y ¿cómo, mientras la fiebre asolaba el hospital apenas se producía caso alguno en la ciudad de Viena?

Según otra opinión, la causa era el hacinamiento. Pero Semmelweis constató que el hacinamiento era mayor en la División Segunda, en parte como consecuencia de los esfuerzos desesperados de las pacientes para evitar que las ingresaran en la tristemente célebre División Primera. (…)

Se acudió a explicaciones psicológicas. Una de ellas hacía notar que la División Primera estaba organizada de tal modo que el sacerdote que portaba los últimos auxilios a una moribunda tenía que pasar por cinco salas antes de llegar a la enfermería, precedido por un acólito que hacía sonar una campanilla, lo que producía un efecto terrorífico y debilitante en las pacientes de las salas y las hacía así más propicias a contraer la fiebre puerperal. Lo que no ocurría en la División Segunda… Semmelweis convenció al sacerdote de que debía dar un rodeo para llegar sin ser observado, y suprimir el toque de campanilla. Pero la mortalidad no decreció. Finalmente, en 1847, la casualidad dio a Semmelweis la clave para la solución del problema. Un colega suyo, Kolletschka, recibió una herida penetrante en un dedo, producida por el escalpelo de un estudiante con el que estaba realizando una autopsia, y murió después de una agonía durante la cual mostró los síntomas de la fiebre puerperal. Semmelweis comprendió que la “materia cadavérica” que el escalpelo del estudiante había introducido en la corriente sanguínea de Kollestschka, había sido la causa de la fatal enfermedad de su colega, y lo mismo sucedía con sus pacientes, porque él y su equipo solían llegar a las salas de parto inmediatamente después de realizar disecciones en la sala de autopsias, después de haberse lavado las manos sólo de un modo superficial. Si la suposición era correcta, entonces se podía prevenir la fiebre puerperal con una solución de cal clorurada antes de reconocer a ninguna enferma. Así se hizo, y la mortalidad puerperal comenzó a decrecer, y en el año 1848 descendió hasta el 1,27% en la División Primera, frente al 1,33 de la Segunda.

Carl Hempel: Filosofía de la ciencia natural.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Verdades incómodas

 

Su irrebatible verdad (…) chocó frotalmente contra el cómodo y egocéntrico prejuicio de los ginecólogos: ¿cómo iban a ser ellos, los santones de la ciencia y de la salud, los causantes de la enorme mortandad? Las sociedades médicas de Amsterdam, Berlín, Londres y Edimburgo condenaron sus aberrantes teorías. Ignaz fue expulsado del colegio médico y, en 1849, las autoridades le obligaron a abandonar Viena. A partir de entonces fue un paria, un apestado. Atacado por todos y desesperado por la certidumbre de lo que sabía, por esa verdad indiscutible y tan sencilla que hubiera podido ahorrar cientos de miles de vida, fue perdiendo los nervios poco a poco. En 1856, acorralado y horrorizado, publicó una carta abierta a todos los profesores obstetricia: “Asesinos…”. Tenía razón: sus colegas se comportaban como verdaderos criminales.

Semmelweiss tenía la razón, sí,  pero no el poder, y los poderosos de su tiempo decretaron que estaba loco, y lo encerraron en un psiquiátrico. En 1865, durante una salida del manicomio, Ignaz hundió un escalpelo en un cadáver putrefacto y luego se hirió a sí mismo. Tres semanas después moría con los síntomas de las parturientas. Fue un último y desesperado intento para convencer a los ginecólogos, pero su sacrificio no sirvió de nada: tuvieron que pasar cincuenta años hasta que la clase médica aceptara sus elementales conceptos de higiene.

 

Rosa Montero: Prejuicios asesinos. El País Semanal (20-11-2005)

  1. Contenido del texto

Ignaz Semmelweis era miembro del equipo médico de la División Primera de Maternidad del hospital de Viena, donde una gran proporción de mujeres que daban a luz allí contraían la fiebre puerperal o fiebre del posparto.

Las cifras seran sumamente alarmantes, ya que en la 2º división el porcentaje de muerte era mucho más bajo .

Semmelweis empezó a investigar el porqué:

1º hipótesis: Las muertes eran causadas por “camibos atmosférico/cómico/telúricos”, pero fue refutada ya que estando el resto del hospital y la ciudad de Viena en las mismas condiciones, no sucedía.

2º hipótesis: El hacinamiento, pero se constató que el hacinamiento era mayor en la división 2ª.

3º hipótesis: Explicaciones psicológicas .Un sacerdote pasaba por allí para dar la extrema unción con un monaguillo que hacia sonar una campanilla, lo que daba lugar a la debilidad de las pacientes .Se hizo que el sacerdote no pasara por allí, pero la mortandad no decrecía , por lo que fue falsada.

4º hipótesis: Él y su equipo llegaban a las salas de parto después de realizar autopsias lavándose las manos sin ningún líquido desinfectante especial. La solución fue lavarse con cal clorurada antes de llegar a la sala de parto.

Se demostró que esta hipótesis era verdadera porque la mortandad descendió.

 

Su irrebatible  verdad chocó frontalmente contra las sociedades médicas de diversos países, que lo condenaron expulsándolo del colegio médico y haciéndole abandonar Viena.

Semmelweis tenía razón, pero no poder, y los poderosos de su tiempo lo encerraron en un psiquiátrico.

En una salida del psiquiátrico, se hirió con un escalpelo previamente hundido en un cadáver putrefacto y  a las tres semanas murió con los síntomas de las parturientas. Pero no sirvió de nada, y tuvieron que pasar 50 años para que aceptaran sus conceptos de higiene.

 

2. El porqué del título

El título de verdades incómodas se refiere a verdades que han sido descubiertas, y como en ese momento eran incómodas para la gente con poder y herían su ego, se ha hecho todo lo posible para que no se sepa.

 

  1. Otros casos de verdades incómodas

  • Charles Darwin:

La publicación de El Origen de las especies atrajo un amplio interés internacional:

En el ámbito popular, la reacción más recurrente, reflejada en las sátiras y caricaturas publicadas en los periódicos y revistas de la época, afectó a las consecuencias de la teoría de la evolución para la posición de la especie humana en la jerarquía animal. A pesar de que Darwin sólo había afirmado que su teoría arrojaría nueva luz sobre la cuestión del origen del hombre, la primera reseña del Origen lo acusó de hacer un credo de la idea, en realidad sostenida en los Vestigios, según la cual el hombre procedía del mono. El vínculo genealógico entre el hombre y otros primates enfrentó también a la comunidad científica. Huxley, defensor de la evolución, y Richard Owen, cuyas objeciones a las tesis del Origen habían aglutinado a gran parte de los críticos de Darwin, mantuvieron un intenso debate durante dos años en torno a las similitudes y diferencias anatómicas entre los cerebros de humanos y primates. La campaña de Huxley tuvo un éxito devastador en el derrocamiento de Owen y la “vieja guardia”

Gran parte de la comunidad religiosa reaccionó con virulencia ante la defensa de la evolución, considerándola incompatible con el relato de la Creación narrado en las Escrituras y la posición privilegiada que el hombre ocupaba en ella. No obstante, la reacción de la glesia de Inglaterra no fue unívoca. Los antiguos tutores de Darwin en Cambridge,Sedgwick y Henslow descartaron sus ideas, pero teólogos liberales como Charles Kingsle interpretaron la selección natural como un instrumento del diseño divino.

La aceptación de la teoría de la selección natural requirió mucho más tiempo, hasta los años 1930 la síntesis evolutiva moderna sentaba las bases de la visión actual de la evolución, integrando la teoría de la evolución por selección natural, la herencia mendeliana, la mutación genética aleatoria como fuente de variación y los modelos matemáticos de la genética de poblaciones.

 

  • Galileo Galilei:

–>Galileo parece ir de triunfo en triunfo y convence a todo el mundo. Por tanto, los partidarios de la teoría geocéntricase convierten en enemigos encarnizados y los ataques contra él comienzan con la aparición de Sidereus Nuncius. Ellos no pueden permitirse el perder la afrenta y no quieren ver su ciencia puesta en cuestión.

–>Una vez que las observaciones de Galileo fueron confirmadas por el Colegio Romano, los ataques cambiaron de naturaleza. Ludovico Delle Combeataca sobre el plan religioso y se pregunta si Galileo cuenta con interpretar la Biblia para ponerla de acuerdo con sus teorías.

–>El cardenal Belarmino, ordena que la Inquisiciónrealice una investigación discreta sobre Galileo a partir de junio de 1611.

–>A pesar de pasar dos meses removiendo cielo y tierra para impedir lo inevitable, es convocado el 16 de febrerode 1616por el Santo Oficio para el examen de las proposiciones de censura. Es una catástrofe para él. La teoría copernicana es condenada como “una insensatez, un absurdo en filosofía, y formalmente herética”

–>El 21 de febrerode 1632, Galileo, protegido por el papaUrbano VIIIy el gran duque de Toscana Fernando II de Médicis, publica en Florenciasu diálogo de los Massimi sistemi,donde se burla implícitamente del de Ptolomeo. El Diálogoes a la vez una revolución y un verdadero escándalo.geocentrismo

–>El proceso realizado por la Inquisición fue irregular, pues a pesar de que el libro había pasado el filtro de los censores, se le acusaba de introducir doctrinas heréticas.

–>Galileo fue requerido para presentarse en Roma. El proceso comenzó con un interrogatorio el 9 de abrilde 1633, donde es conminado a confesar con amenazas de tortura si no lo hace y promesas de un trato benevolente en caso contrario. Al día siguiente,le es leída la sentencia, donde se le condena a prisión perpetua, y se le conmina a abjurarde sus ideas, cosa que hace seguidamente. Tras la abjuración el Papa conmuta la prisión por arresto domiciliario de por vida.

 

  • El calentamiento global:

El calentamiento global es real y producido por la actividad del hombre durante muchos años. Esta argumentación está sostenida por investigaciones actuales. A pesar de ello, esta afirmación es hoy puesta en duda, ya que todo el mundo sabe que el calentamiento global está ahí y que es real, pero nadie quiere aceptarlo porque rompe los hábitos que tenemos adquiridos con el uso de las tecnologías, aviones, automóviles…, y porque no aceptamos que lo estamos provocando nosotros.

 

  • Miguel Servet:

No fue reconocida la descripción que Servet hizo de la circulación pulmonar hasta varios siglos después, por haber sido enjuiciado por la Inquisición y muerto en la pira de Champel acusado de herejía. Como la Iglesia prohibió expresamente sus manuscritos y quemó a la mayor parte de ellos y sus copias, no se supo de ellos hasta pasado mucho tiempo, ya que William Harvey había sido reconocido como el primer occidental que pudo describir la circulación menor.

 

EL PAVO INDUCTIVISTA

 

En su primera mañana en la granja avícola, este pavo descubrió que la hora de la comida eran las 9 de la mañana. Sin embargo, siendo como era un buen inductivista, no sacó conclusiones precipitadas. Esperó hasta que recogió una gran cantidad de observaciones del hecho de que comía a las nueve de la mañana e hizo estas observaciones en una gran cantidad de circunstancias: en miércoles y en jueves, en días fríos y calurosos, en días lluviosos y en días soleados. Cada día añadía una nueva proposición observacional a su lista. Por último, su conciencia inductivista se sintió satisfecha y efectuó una inferencia inductivista para concluir: “siempre como a las nueve de la mañana”. Pero ¡ay!, se demostró de manera indudable que esta conclusión era falsa cuando la víspera de Navidad, en vez de darle de comer, le cortaron el cuello.

(Bertnad Russell).

 

 

 

1.  ¿Qué método utiliza el pavo para llegar a la conclusión de que “Todo los días come a las 9 de la mañana”? Explica sus pasos.

 

El pavo utiliza el método inductivo, los pasos que sigue son los siguientes:

 

Ÿ   Recogió una gran cantidad de observaciones de que comía a las nueve de mañana.

Ÿ   Hizo dichas observaciones en una gran cantidad de circunstancias: en miércoles y en jueves, en            días fríos y calurosos, en días lluviosos y en días soleados, etc.

Ÿ    Por último extrajo una conclusión: “Todos los días como a las nueve de la mañana”.

 

 

2.  ¿Es verdadera la conclusión a la que llega el pavo? ¿Por qué?

 

No, tan sólo probable, porque aunque como buen inductivista hizo un gran número

de observaciones del hecho de que comía a las 9 de la mañana, sin embargo su inducción era INCOMPLETA, es decir, al no estar referida a un contexto cerrado, cabía la posibilidad de que el trascurso de los hechos cambiaran.

 

3.  ¿Conoces otros métodos científicos? Explícalos brevemente.

 

– El método deductivo:

Es propio de las ciencias formales.

Razonamiento deductivo: relacionando una serie de premisas generales, extraemos una conclusión individual.

– Todos los hombres son mortales;

– Juan es un hombre;

– JUAN ES MORTAL. Esta conclusión es NECESARIA (verdadera necesariamente), ya que se sigue necesariamente de las premisas anteriores. Debido al carácter más exacto de las conclusiones de los razonamientos deductivos, éstos han sido los más estudiados desde el punto de vista de la Lógica y de las Matemáticas. El método axiomático deductivo consiste en partir de unas premisas o enunciados evidentes y que no necesiten demostración (AXIOMAS) y empezar a aplicar reglas matemáticas para ir estableciendo relaciones y conclusion

 

El método hipotético-deductivo:

Los pasos del método hipotético-deductivo son:

  • Punto de partida: se detecta mediante observación y/o experimentación un problema no resuelto por el momento.
  • Se elaboran una o varias hipótesis explicativas del hecho observado o del problema detectado. La imaginación o creatividad para formular hipótesis es indispensable en las ciencias.
  • La hipótesis se formula matemáticamente y se deducen consencuencuas. Este es el paso deductivo presente en el método de las ciencias naturales (vemos cómo la matemática es una ciencia instrumental, en el sentido de que es usada por las distintas ciencias para expresar sus consecuencias y resultados).
  • Las consecuencias se someten a contrastación (verificación y falsación) mediante la experimentación.

VERIFICACIÓN: decimos que una hipótesis está verificada o corroborada cuando los hechos deducidos de la hipótesis concuerdan con los hechos observados. No obstante, como ocurre en el caso de la inducción incompleta, un hecho observable siempre puede cambiar su curso, de tal forma que las hipótesis verificadas sólo están confirmadas momentáneamente.

  • FALSACIÓN: una hipótesis se refuta o se falsa cuando los hechos en el mundo observable no concuerdan con los hechos deducidos de la hipótesis. Según filósofos como Karl Popper (Viena,1902, Londres,1994), la ciencia avanza en sus investigaciones gracias a la falsación, ya que cuanto más pretendamos criticar o falsar nuestra teoría, más fuerte se hará, pues se demostrará así su validez en muchas y variadas circunstancias.
  • La hipótesis, comprobada en un cierto número de casos, se acepta como ley, es decir, adquiere validez general.
  • Un conjunto de leyes relacionadas entre sí matemáticamente constituyen una teoría científica.

–          El método empírico-analítico y el método hermenéutico:

Estos dos métodos son propios de las ciencias sociales, las cuales se diferencian de las naturales en que su objeto de estudio no es la realidad natural, sino la realidad social. Pero claro, esto plantea una peculiar relación entre el sujeto que investiga y el objeto de estudio: el propio investigador forma parte de la realidad social y está influido por los valores y patrones de conducta que él mismo pretende analizar de forma objetiva. ¿Qué método debe utilizar entonces? ¿El mismo que el de las ciencias naturales?

Los defensores del método empírico analítico creen que sí, que es posible ser neutral y objetivo a la hora de analizar las diferentes culturas, civilizaciones o sociedades y, por tanto, que habría que emplear los mismos métodos que en las ciencias naturales, las cuales son bastante exactas en sus resultados.

Sin embargo, los defensores de la hermenéutica establecen que el objeto de estudio de las ciencias sociales es absolutamente diferente al de las naturales, ya que es un mundo artificial, cambiante, manipulable, sumamente envolvente y, por tanto, difícil de analizar desde un punto de vista objetivo. Los fenómenos sociales, para explicarlos, hay que comprenderlos, y no simplemente analizarlos “desde fuera” (de forma objetiva), estableciendo relaciones causales.

 

Gumersindo Tobajas García