DIVERDIDAD CULTURAL

El tema de la disertación remite al hombre, ese ser “peculiar” que habita la tierra.

Decimos que es peculiar porque no encontramos a otro igual que él, aunque algunos animales tengan ciertas similitudes.

La peculiaridad del hombre estriba en que, si bien desde el punto de vista biológico, es un animal más de la naturaleza, que ha llegado a lo que es fruto de un largo proceso evolutivo, al estar dotado de razón, ha creado la cultura.

La cultura es el conjunto de todos los elementos de la vida humana que no forman parte del patrimonio bilógico, sino que son aprendidas y enseñadas socialmente y la adquiere el hombre en la sociedad en la que vive.

Pertenece a la cultura la técnica para obtener alimentos, construir viviendas, las creencias, las costumbres, los valores morales y estéticos, el lenguaje, etc.

Los rasgos culturales de una sociedad se transmiten de generación en generación y permite al individuo insertarse en la sociedad e identificarse con ella.

Ahora bien, ¿hay una sola cultura en el mundo? No, existen distintas sociedades y distintas culturas o lo que es lo mismo, existe un multiculturalismo.

Ante este hecho cabe preguntarse si todas las culturas son igualmente válidas. Del mismo modo que unos hombres no son superiores a otros, sino que todos somos iguales independientemente de la raza, sexo, creencias,… pertenecientes, pues tampoco hay culturas superiores a otras.

No se puede considerar las costumbres y tradiciones de unos pueblos mejores a otros, sino simplemente diferentes y la mejor forma de convivir es mostrarse tolerante ante esas diferencias. La mejor actitud ante el multiculturalismo es el respeto a otras culturas, de este modo evitaríamos actitudes racistas y xenófobas que en nada benefician a la raza humana.

El respeto y la tolerancia permiten mantener la identidad de cada cultura, esto no significa que se pierda el sentido crítico y se piense que todos los elementos de las culturas son positivos, pues ocurre que en muchos lugares se violan muchos de los derechos humanos (esclavitud, explotación infantil, …)

El respeto y la tolerancia supone no mostrarse indiferente ante la violación de esos derechos y fomentar el diálogo entre culturas considerándolas como iguales. Este diálogo supone apreciar valores como la libertad, la igualdad, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos y permite el enriquecimiento entre las diversidades culturales

¿CUÁL ES EL SENTIDO DE LA VIDA?

Considero que esta pregunta nos la hemos hecho todos en algún momento de nuestras vidas.

Pienso que el sentido de la vida lo podemos describir como la percepción de la trayectoria de nuestras vidas.

Algunos filósofos opinan que la vida y el mundo carecen de sentido, que estamos arrojados al mundo y que solo nos ofrece el hecho de que vamos a morir. Pero entonces nos preguntaremos, por qué estamos aquí, ¿para caminar hacia la muerte? Por esto considero que la vida si tiene sentido. La realidad tiene lógica, puede analizarse e interpretarse y podemos aprender de la experiencia y disfrutar de ella, todo con la intención de realizarnos como personas. Para ello el hombre debe realizar su proyecto de vida, trazarse metas a las cuales se sienta llamado, ya que es esto lo que dará sentido a su existencia.

Si que es cierto que no somos infinitos, por lo que tendremos que morir , pues esto le acontece a todos los seres de la naturaleza, pero, por eso mismo, como el ser humano es consciente de que  va a morir, esto marcará su existencia, ya que le obligará a aprovechar el tiempo, a diseñar formas de vida, pues cuando el individuo muera deja de ser lo que era y se transforma en materia orgánica. Hay teorías que defienden que solo muere una parte del individuo, la física, y que el alma o psique es inmortal… Yo pienso que creen esto por el miedo a morir y que quieren aferrarse a algo.

Finalmente considero que la vida merece la pena vivirla y que debemos aprovecharla y darle sentido, pues cuando muramos dejaremos de ser lo que fuimos.

Ana Isabel Macías Haba 1º bto A.

 

EL SENTIDO DE LA VIDA

Hay quienes piensan que la vida carece de sentido y solo es la espera de la muerte, otros creen que es el camino hacia otro mundo, la antesala de otra vida mejor. Personalmente opino, que la vida, como todo lo demás que existe, tiene una razón de ser.

Es cierto que nadie nos consultó si queríamos nacer, que se nos ha arrojado a la vida sin nuestro consentimiento, pero eso solo significa que el azar nos ha regalado la oportunidad de darles nosotros nuestro propio significado, que será la forma de conseguir el objetivo común, ser felices.

Todos nuestros actos están orientados a lograr ese fin y las armas que poseemos son los sueños, entrando en una lucha por conseguirlos destinada a conquistar la felicidad.

El viaje que emprendemos cuando tenemos metas que alcanzar es el sentido de la vida, todo lo que aprendemos mientras caminamos, la gente que nos cambia y la gente que cambiamos, las emociones que sentimos son razones para vivir.

La vida es efímera, motivo por el que tenemos el deber de disfrutarla, aprovechar todos los momentos únicos e irrepetibles que nos dan el placer y el bienestar que buscamos.

 En definitiva, el sentido de la vida es aquél que uno quiera darle.

Julia Tena López 1ºA 

El sentido de la vida y el sentido de la muerte

El sentido de la vida y el sentido de la muerte

Todo el mundo sabe o da por hecho que todas las vidas humanas tienen fin, que todo organismo tiene su propia muerte. Esto es lo que sucede o ha sucedido desde hace millones de años, todos los humanos, todos los animales han sufrido el fin de su vida, de ese modo la muerte existe, pero para mi no es total. Por esto, ha sido estudio de la metafísica durante bastantes siglos, pero no se ha podido llegar a una conclusión debido a que la muerte no es experimentable, sabemos que está ahí pero no sabemos cuándo nos va a llegar, por mucho que la gente diga o por muy valiente que sean, todo el mundo tiene miedo a la muerte, y a lo que pueda venir. Cuando pensamos en la muerte, pensamos en negativo, reflexionamos sobre lo que nos puede pasar porque nos atañe y pensamos en dolor, debido a que sentimos pena por la muerte de nuestros familiares cercanos, y eso nos asusta, la intriga de no saber qué será de nosotros.

Por otra parte, la vida para mi tiene un sentido esencial, un valor infinito, porque donde están los momentos felices, los sentimientos indescriptibles y los recuerdos añorados no es en la muerte, es en la vida, esos momentos en los que estás pasando buenos ratos con tus seres queridos, el momento de tener un bebé, los recuerdos de tu juventud, el momento en el que te enamoras, es decir, todos los momentos y sensaciones que te hacen sentir bien y estar alegre, ese es el verdadero y más importante sentido de la vida, el ser feliz, disfrutar de cada momento y de cada segundo, porque en cualquier instante, todo se podría ir al traste. De esa forma, catalogamos a la muerte como la sombra de la vida, su parte oscura y negativa, a la que nadie quiere llegar y nadie sabe sobre su continuidad. Pero por otra parte, hay muchas teorías sobre lo que hay “mas allá” de la muerte. La reencarnación, la creencia en que alguna parte de ti tuviera sitio en otro mundo, como si volvieras a nacer de nuevo. Estoy de acuerdo con que esta teoría no es muy creíble, pero ¿por qué no iba a poder ser cierto? Yo creo o me gustaría creer que cada vez que nuestra vida llega a su fin, cada vez que morimos, nos reencarnamos en otras personas, animales o tal vez otros organismos según nuestra vida pasada, según nuestro comportamiento o lo que los dioses quisiesen…pero sin recordar nada, ni siquiera saber de nuestra existencia anterior, esa es mi idea. Como cualquier persona humana, tengo miedo a la muerte, pero creo en las posibilidades de que haya vida después de la muerte.

Jesús Nogales del Pozo 1ºbto A

El sentido de nuestra vida

¿Nuestra vida tiene sentido? En mi opinión la vida tiene el sentido que tú le quieras dar.

Llegamos a la vida sin permiso para venir. Estamos el tiempo que nos marcan, y todos sabemos que nos dirigimos al final de nuestro camino, morir.

Pero el trayecto comprendido entre el nacimiento y la muerte adquirirá el sentido que nosotros le demos.

Desde mi punto de vista, con respecto a las respuestas básicas a la vida: la primera dice que no hay sentido y en forma general es la más correcta, venimos para irnos.

Pero en el trayecto aplicaremos la segunda respuesta, hay un sentido inmanente. Las cosas que nos suceden tienen coherencia, las dotamos de sentido, siempre marcándonos metas.

Pero, cuando llegamos al final del camino, ¿qué pasa con nosotros?

Al morir dejamos de existir como algo físico, pero nuestro recuerdo quedará aquí, quizás por días, o por el resto de la vida, pero algo de nosotros perdurará por siempre. Quizás un viejo recuerdo que nos traiga a la memoria de alguien.

Al día de hoy, para el mundo seré una persona más que ha nacido y morirá, algo irrelevante.

Sin embargo, en un plano personal, para los cercanos a mí seré algo más. Por eso puedo decir, que a nivel general mi vida no tiene sentido.

Para mí y las personas que me quieren lo tiene.

He venido para irme, pero aprovecharé al máximo la oportunidad que me dio la vida.

Elena Calero Torres. 1º BTO. A

¿Diferentes culturas?

¿Diferentes culturas?

   Antes de plantearnos si existen culturas superiores o inferiores a otras, y por qué algunas culturas alcanzan un desarrollo mayor que otras, deberíamos hacernos algunas preguntas:

 

–          ¿Qué hace que una cultura sobresalga y tenga artistas, pensadores o filósofos?

–          ¿Por qué la Grecia Clásica o la Roma del Emperador Augusto, alcanzaron un grado de desarrollo mayor que los bosquimanos o los pigmeos de África?

–          ¿Por qué desde el siglo XVII en adelante, países de Europa, como Inglaterra, Francia y Alemania desarrollaron más la ciencia, la técnica y la filosofía que otros países europeos, como España o Grecia?

 

Podemos decir entonces, que no existen culturas superiores ni inferiores, sino culturas más avanzadas que otras en un momento de la historia concreto. Por eso, se mantiene la idea de la igualdad de las culturas. Todas las culturas son iguales, ya que son creación humana.

 

Algunos piensan que las diferencias culturales derivan de la raza, el sedentarismo e incluso de la climatología, sin embargo, está claro que las sociedades y las culturas no son estáticas, y por lo tanto, evolucionan y cambian.

 

La cultura no nace con el hombre, es una creación de él, pero no en términos individuales, sino mediante la acción colectiva de una comunidad. Es posible que personas puedan de forma independiente, en un momento dado, producir un cambio importante. Pero ese cambio solo será parte de la cultura si es aceptado por la colectividad.

 

Según el antropólogo senegalés Amadou Mahtar M’ Bow, que fue director de la UNESCO durante veinte años: “Cultura es a la vez aquello que una comunidad ha creado y lo que ha llegado a ser gracias a esa creación.”

 

 

Los grupos humanos deben dar respuestas apropiadas a las peculiaridades de los entornos físicos. Lo que hacen los esquimales para subsistir en el Polo Norte  es sorprendente y admirable, pero nada útil para las etnias de la Amazonia, que deben hacer frente a entornos diferentes.

 

Con el desarrollo de los medios de comunicación iniciados en el siglo XIX y aumentado en el siglo XX, la posibilidad de conocer de cerca a otras culturas es cada vez mayor. Cuando dos culturas están en contacto permanentemente se produce el fenómeno de “aculturación”, consistente en la incorporación de elementos de una en la otra, dando lugar a modificaciones, lo que algunos denominan “Mestizaje cultural”, sin que ello implique superioridad de una sobre la otra.

 

El idioma y la religión son componentes especialmente importantes en las diferentes culuras.

 

Toda cultura tiene su identidad, ya que se desarrolla de manera diferente, aunque existan contenidos similares con otras. Las culturas no aparecen de forma inmediata, se estructuran a lo largo del tiempo; es decir, requieren un proceso.

 

Actualmente, debido a la situación de crisis económica y a diversos problemas políticos se está produciendo un choque entre la cultura árabe y la occidental, sin embargo, las diferencias entre ambas en ningún caso implican que una sea superior a la otra.

 

En resumen, pienso que no existen culturas superiores e inferiores, solo hay culturas diferentes que satisfacen las necesidades y expectativas de los miembros que las componen sin necesidad de discriminar aquellas otras que no coinciden con tus creencias, pensamientos…

 

Fernando Manzano Redondo 1º Bach. A

La dictadura occidental

La cultura es un bien que nos hace ser distintos unos de otros, permite que haya diferentes opiniones y puntos de vista, y consigue que una persona aprenda más de otra y viceversa. Sin embargo, un peligro amenaza a esta maravillosa riqueza cultural.
Todos sabemos que la cultura comenzó allá por el Paleolítico, cuando los primeros seres humanos empezaron a APRENDER, y ha evolucionado hasta convertirse en lo que hoy es, o mejor dicho, debería ser: una cantidad inmensa e idiomas, razas, costumbres, artes,… que merece la pena conocer. Por desgracia esto ya no es así.
Y es que desde el desarrollo de la Revolución Industrial y del Gran Capitalismo, pasando por la Primera y Segunda Guerra Mundial, y por el fracaso y muerte del comunismo en Europa, se ha impuesto y extendido por todo el mundo lo que es conocido como la “Cultura Occidental”, o también llamada “Dictadura Occidental”, que comprende un complejo comercial y económico que hace que los países ricos sean cada vez más ricos, y los pobre cada vez más pobres, y que no tiene pinta de acabar.
Uno de los ejemplos más claros de lo que estoy diciendo lo tenemos aquí mismo, en España.
España, si por algo ha destacado sobre otros países, tanto europeos como americanos como asiáticos, es por su variedad cultural, ya sea gastronómica, artística, literaria, musical, etc.
¡Qué lástima que esto ya no sea así!
Actualmente, España es uno de los países más sacudidos por ese virus contagioso que es la crisis mundial; y lo que sería normal en estos casos, que es preservar nuestros valores culturales, ha sido sustituido por una serie de costumbres dañinas que tanto se alejan de nuestra historia.
Según una encuesta del instituto de Navarra en marzo de 2010, solo un 7,5 % de los españoles lee con frecuencia, y lo que es peor, sólo un 5,7% lee libros de autores españoles. ¡DATOS ALARMANTES!
La dieta mediterránea, seña de identidad de la cultura y la gastronomía española, ha sido remplazada por un “surtido” de productos extranjeros precocinados que tanto daño hacen a nuestra salud.
Aquí ya no hablamos de la música de Serrat o Julio Iglesias, no hablamos del Quijote o de la fabada asturiana; se habla de raperos norteamericanos, de los “best seller” y de las “pizzas” y “hamburguesas”.
Entonces … , ¿para qué hemos dejado atrás la dictadura si no hacen otra cosa que imponernos una cultura?
Y mientras esto acontece en España, Estados Unidos sigue imponiendo el modelo de libre mercado por el mundo a través de multinacionales potentísimas.
De hecho, si por algo destaca la cultura norteamericana, es por su “falta de cultura”. Se trata de un modelo que ha adoptado las supuestas mejores costumbres de cada país y se ha convertido en la Primera potencia mundial.
Con esta crítica a la cultura hegemónica estadounidense pretendo que los países que no son capaces de aguantar más promocionen su cultura, se rebelen contra la Dictadura occidental y luchen por sus valores culturales, que permiten a uno llamarse español, italiano, inglés, brasileño o camerunés.
Está bien que varias culturas se relacionen, intercambien costumbres y conocimientos, yo soy el primero en defender eso, pero no permitamos que el que una cultura se imponga no permita la existencia de las demás.
Por eso en este escrito abogo por una diversidad cultural, y denuncio a una cultura hegemónica.
Y es que no hay nada más común en el mundo que la diversidad que lo habita.

Juan Manuel Sanchez Tena

WESTERN DICTATORSHIP

Culture is a wonderful treasure which let us being different from the rest of the world. However a danger threatens it.

Everyone knows the origins of culture and it has evolved until becoming in a great mix of languages, races, habits, arts, etc. Unfortunately, today this is no longer so.

And the reason is that the so called Western Culture has spread around the world, also known as, the Western Dictatorship, which means the richest countries are richer and the poorest countries are poorer.

One example is Spain. Spain has lost its due to the Western Dictatorship.

What a shame that this is so!

Right now, Spain is one of the most affected countries by the economic crisis and as a result of this one, Spanish people has changed their habits like listening to Julio Iglesias, the Mediterranean diet or The Quixote, for rappers from USA, Best Sellers and fast-food.

And while in Spain everything goes wrong, The United States of America has became the first economic country in the world.

With this critic I would like to say that whole countries can’t stand this situation they rebel and fight for their rights.